Quienes Somos

Somos un grupo de personas que hemos decidido consagrar nuestras vidas a Dios, gente común que simplemente hemos entendido quien es Jesús, y nos hemos comprometido con Él para vivir como verdaderos cristianos.

Nuestro Enfoque

El enfoque primordial del ministerio, data desde su origen, en el cumplimiento de la promesa dada por el Espíritu Santo, al Pastor presidente fundador de la misión, Laurentino López. (conoce Nuestra Historia). Según reza la palabra en Isaías 58:12 “Y los tuyos edificarán las ruinas antiguas; los cimientos de generación y generación levantarás, y serás llamado reparador de portillos, restaurador de calzadas para habitar”, Y 2 Corintios 4:2-6 “Antes bien renunciamos a lo oculto y vergonzoso, no andando con astucia, ni adulterando la palabra de Dios, sino por la manifestación de la verdad recomendándonos a toda conciencia humana delante de Dios. Pero si nuestro evangelio está aún encubierto, entre los que se pierden está encubierto; en los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios. Porque no nos predicamos a nosotros mismos, sino a Jesucristo como Señor, y a nosotros como vuestros siervos por amor de Jesús. Porque Dios, que mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz, es el que resplandeció en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo”

En su llamado de parte de Señor siendo extendido a los que son sensibles, creyentes que, mediante la participación activa en la integralidad del ministerio, apoyan esta obra de Dios, compartiendo el llamamiento para creyentes de otras congregaciones, con el propósito de la restauración de la vida personal y el nacimiento de una nueva criatura, según San Juan 3:3-5 “Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios. Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer? Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios”. Teniendo en cuenta las herramientas fundamentales dadas por el Señor, como lo son la exhortación hebreos 3:13, la sanidad interior y la liberación Lucas 4:18.